Verde que te quiero verde

Hace unas semanas, mi amiga Carmen me preguntó si le podía hacer un bolso como el mío. Había intentado hacerlo, pero no tenía tiempo y tampoco se aclaraba mucho. Y yo no le iba a decir que no a mi compañera de aventuras empresariales 😉

El material lo puso ella, y yo la máquina de coser y todo mi cariño.
No ha quedado mal y es ¡GIGANTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *