Aunque con el calorazo que hace por estas costas, igual acabo partiéndola (como Camarón) xD. Esperemos que no llegue a eso porque esta tela me encanta.

Bueno, la historia es la de siempre: voy a una tienda de telas, quiero comprarlas todas y envolverme en ellas, pero hay una que capta mi atención, y, para variar, ¡sé exactamente lo que me quiero coser con ella!

Pim, pam, pum, en una tarde tengo mi camisa sin mangas, anudada en la cintura (bueno, más abajo).

El patrón es de Tela, patrón, tijeras, aunque lo agrandé un pelín, para que me quedase más suelta, que una no está aún recuperada del embarazo.

De verdad que soy incapaz de no poner caretos…

Las instrucciones indican que hay que poner vistas, pero yo he preferido embellecer las sisas y el cuello con un bies.

Las pinzas no me convencen, en mi caso, al menos, me parece que no apuntan a donde tienen que apuntar xD.

Ahora hablemos de la sesión de fotos:

Repito: no me he recuperado del embarazo, pero no estoy embarazada otra vez, eso es el viento hinchándome la camisa.

Playita del Mediterráneo, vacía, con piedras…así que de relax, na de na. Aquí estoy yo con cara de “hija mía, ni se te ocurra meterte esa piedra en la boca”

Y aquí, yendo a sacarle la piedra de la boca (que a cambio le di un pedrolo enorme que podía chupar libremente).

RUMS


06 comments

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

COMMENTCOMMENT
Your NameYour Name
EmailEmail
WEBSITEWEBSITE